¿SABÍAS QUE FRANK SINATRA FUE DETENIDO EN TORREMOLINOS, EN 1964?

 

Al margen del fallecimiento de Tyrone Power, el incidente más desagradable que presenció Eduardo García Maroto como director de producción en las películas norteamericanas fue la detención de Frank Sinatra en el hotel PEZ ESPADA de TORREMOLINOS (Málaga), durante el rodaje de El coronel Von Ryan (1964). Una desconocida actriz cubana ideó una trama para hacerse una fotografía con Sinatra simulando que era su amante; éste reaccionó con furia y la cámara acabó en el suelo. Denunciado por el fotógrafo, la policía acudió al hotel a tomarle declaración. Tal como recuerda Francisco Romera Estremera, chofer personal de Frank Sinatra durante este rodaje, “llegaron muchos policías, pero él se negó a salir de la habitación”.

 

 

Eduardo García Maroto negoció con el comisario jefe y le advirtió sobre la mala imagen que este incidente ofrecería de España ante todo el mundo. De este modo consiguió que los policías abandonaran el hotel y que Sinatra pudiera concluir sus dos jornadas de trabajo; pero 48 horas no fueron suficientes para que la policía olvidara este extraño incidente, así que al tercer día fue detenido por desacato a la autoridad y multado con 25.000 pesetas. Gracias a su intercesor, a las pocas horas pudo abandonar España no sin antes escupir ante un retrato de Franco y jurar: “Jamás volveré a este jodido país”, como señala Francisco Griñán en un amplio reportaje publicado en Diario Sur en septiembre de 2004, cuarenta años después del incidente y como reafirma Kelley en su biografía: Sinatra prometió no regresar mas a 'ese jodido país' porque odiaba a 'esos sucios bastardos fascistas'- Cuando el régimen franquista celebró los 25 años de paz, 'LA VOZ' remitió un telegrama a Franco en el que le deseaba que se muriera de una vez.

Horas después de su precipitada marcha aparecían cuatro pistolas en las habitaciones que Sinatra, su secretario y sus amigos tenían en el hotel. Lo primero que pensó García Maroto al constatar que no eran precisamente armas de atrezo fue en tirarlas al mar y eliminar cualquier vestigio de las mismas, pero tras recapacitar se las entregó a uno de los americanos del equipo de rodaje, de modo que al final todo quedó en casa.

 

Rectificación de la noticia, según  ANTONIO CARLOS BLANCO CABRERA

Estoy buceando por vuestra estupenda página, y en relación al epígrafe ¿Sabías que...? y en relación a lo sucedido a Frank Sinatra, quiero fijar algunas imprecisiones. La fecha exacta del suceso fue el 19 de Septiembre de 1964.Y aunque en prensa hay varias versiones, la más valorada es la que establece que el periodista del diario "Pueblo", Avellaneda, contactó con Sinatra en el Pez Espada para una entrevista, durante la cual, Frank Sinatra se ausentó un momento, apareciendo la actriz cubana Ondina Canibano, que se acercó al actor. Éste malinterpretó el gesto y la ofendió, momento en que Ondina Canibano le lanzó a la cara los restos de una copa que llevaba en la mano, y Frank Sinatra la agarró por los pelos e intento arrastrarla, creyendo que todo era un montaje del periodista Avellaneda, con el pretexto de obtener fotos de un supuesto "affaire" entre la actriz cubana y el actor, montaje urdido por Avellaneda, el cual, acosado por los guardaespaldas del actor, tuvo que salir de prisa y corriendo del hotel. El resto de la información es correcto...la multa de 25.000 pesetas, etc...
Como siempre, un afectuoso saludo.
Antonio Carlos Blanco

Recorte de prensa obtenido de www.aqueltorremolinos.com. Gracias.

 

La noticia según MÁLAGA, HISTORIA DE UN SIGLO - XX

Frank Sinatra acaba en la comisaría

Accidentada fue la estancia de Frank Sinatra en Málaga, a cuyo aeropuerto llega el 16 de septiembre para rodar unas escenas de la película "El coronel Von Ryan". Hay versiones dispares sobre lo sucedido en el Hotel Pez Espada, tan sólo un día después de su llegada.

 

 

Frank Sinatra con el director del Pez Espada, Robert Aletti

Según la narración de los mismos implicados, Sinatra, el periodista de Pueblo Juan Francisco Avellaneda y la actriz cubana Ondina Canibano, se enzarzaron en una discusión al negarse el actor a que le tomaran unas fotografías, interviniendo sus guardaespaldas. A Sinatra, que fue conducido a la comisaría de Málaga, se le impusieron 25.000 pesetas de multa por negarse a declarar en un principio. Ya de vuelta a Estados Unidos, envió el siguiente telegrama a Franco: "Felicidades en el veinticinco aniversario de su benevolente régimen. Muérase"

 

Nota del webmaster

Quiero incidir en que la denuncia se produjo por el fotógrafo (al que conocí años después en la sala de fiestas LAS CUEVAS DE LA ALHAMBRA de Torremolinos) y que entre copa y copa, siempre se ufanaba de que había denunciado a FRANK SINATRA, por haber roto su camara.