LOS KING'S BOYS

 

 1961 - 1969

 

 

Reseña histórica

 

  En la Barcelona de los años 60, hubo grupos a mansalva. Muchos tuvieron vidas efímeras y apenas destacaron, más allá de su círculo más cercano. Unos pocos, los grandes nombres, ficharon por sellos importantes y se hicieron famosos. Y luego hay una tercera clase de conjuntos, en la que entran Los King's Boys: la de aquellos que sí tuvieron un papel de bastante más peso, que sí grabaron, pero que hoy casi son desconocidos. Josep María Bagur, batería del quinteto, recuerda para nosotros.

  Hace unos días, Josep María hizo un comentario sobre el grupo en Loog!. No se identificaba como miembro del conjunto, pero supusimos que tenía alguna relación con él y le preguntamos sobre ello. Así descubrimos que fue el batería de Los King's Boys. Por supuesto, le pedimos que nos contase la historia, a lo que accedió de inmediato. Así que, sin más preámbulos, le cedemos la palabra:

  Josep María Bagur: "Los King's Boys se formaron en Barcelona, en 1961, y duraron hasta 1969. Enric García era el cantante, Juan Manuel Torquemada tocaba la guitarra solista, Manuel Tejada la rítmica, yo era el batería y Jordi Oliveira era el bajista. Jordi se merece una mención aparte, porque, además de ser el alma del grupo, era admirado por todos los demás bajistas de aquellos tiempos. Basta con escuchar las grabaciones que hicimos para darse cuenta. Jordi había estado en Los Meteors y se lo disputaron Los Mustang y Los Catinos, pero el prefirió unirse a Los King's Boys. Él y yo nos complementábamos perfectamente en lo rítmico. Eso, y la voz de Enric García, hicieron que no tardásemos en grabar un disco con Belter, una compañía que entonces era muy importante".

  "El primer y el segundo EP salieron en 1964. Posteriormente, en 1965, grabamos el que sería tercero y último, ya que en el 66 empezó a dispersarse el grupo. Manuel Tejada tuvo que abandonarlo debido a problemas familiares. Yo también anuncié que lo dejaba, para dedicarme al negocio familiar, pero sólo cuando encontraran un sustituto con suficientes garantías. El elegido fue Rafael Carrasco, que había sido batería de Los Sirex. A consecuencia de todo esto, Enric García se marchó. Los demás, abanderados por el fantástico Jordi Oliveira, siguieron actuando, pero ya no volvieron a grabar ningún disco más y a principios de 1970, después de una gira realizada por toda España junto con Franciska y Eliseo del Toro (que resultó un fracaso) Los King's Boys se disolvieron. El único que, por su calidad, continuó durante largo tiempo vinculado a la música, actuando y acompañando a diversos famosos cantantes de entonces, fue Jordi, que ha fallecido recientemente".

  "En nuestra época de mayor éxito, desde 1963 hasta 1966, actuamos en lugares tan emblemáticos como El Pinar, el San Carlos Club, El Palacio de los Deportes (donde se hacían unos festivales musicales con los principales grupos de entonces, muchos domingos por la mañana) y las principales salas de fiesta de Cataluña. Durante los veranos, tocábamos en distintas poblaciones de la Costa Brava, cosa muy habitual en los grupos con más renombre de aquellos años. Nosotros solíamos ir a Blanes, San Feliú de Guixols y, principalmente, a Lloret de Mar. En uno de los festivales que se celebraron en el Palacio de los Deportes (que estaba en la Calle Lleida de Barcelona), la policía nacional suspendió la actuación, debido al alboroto que causamos cuando nuestro cantante saltó al patio de butacas, ante un público enloquecido. Gracias a la oportuna intervención de nuestro representante, se evitó que la policía tomara represalias contra nosotros".

  "Los King's Boys inauguramos el mítico San Carlos Club y actuamos en él durante la primera temporada. Después de eso, como teníamos unos compromisos adquiridos con anterioridad, no pudimos continuar más tiempo y fuimos sustituidos por uno de los grandes grupos de entonces: Los Sirex. El día en que se hizo el relevo, tocamos los dos grupos conjuntamente y, para efectuar el cambio, escogimos una pieza de Ray Charles. Sin duda, el público pudo asistir a una extraordinaria actuación de ambos conjuntos, entre otras cosas debido a la rivalidad que existía entre Luis Gomis y un servidor. Ambos estábamos considerados como dos de los mejores baterías del momento. Como sabéis, Los Sirex dedicaron a dicho local una canción, que incorporaron a uno de discos y que titularon 'San Carlos Club'; se trataba de una adaptación de la versión del 'Route 66' que hacían los Stones".

  "Nuestro grupo, al igual que otros de los añorados años sesenta, se merece todo el reconocimiento de los que ahora disponen de los más sofisticados sistemas, tanto para sus actuaciones en directo, como para las grabaciones. Como ejemplo de las dificultades de entonces, cabe destacar que, a mediados de los sesenta, los estudios de Belter estaban en el teatro de La Alianza del Poble Nou. Las guitarras se conectaban directamente al equipo de grabación, por lo que no podíamos oír lo que tocaban los dos guitarristas y el bajista. Esto también se aplicaba a mi caso, porque la batería te la instalaban en uno de los palcos, para aprovechar así la resonancia del mismo. Por supuesto, yo no oía nada de nada, en absoluto, y tenía que interpretar fidedignamente las canciones, sin perder el ritmo, ni adelantarme ni atrasarme, ya que era el único punto de referencia para los guitarras. A mediados de los sesenta, en España, no existía el "cortar y pegar": si una vez efectuada la grabación, ésta tenía el más leve fallo, había que volver a grabarla toda de nuevo. Y, por si fuera poco, la casa de discos te presionaba para que se tardara lo menos posible, ya que los gastos del estudio eran muy elevados. Por descontado, había que terminar en unas horas las cuatro piezas que componían un EP y no se podía volver al día siguiente, porque eso hubiera encarecido demasiado la grabación".

  Extra Bonus Info: Josep María nos ha mencionado a Los Meteors e insiste en el carácter pionero que tuvo este grupo de La Barceloneta. Nos cuenta que se formó a comienzos de los sesenta, y por él pasaron (además de Jordi Oliveira), Leslie y Rafa Carrasco (que luego entrarían en Los Sirex), Marcel Pinilla (un virtuoso de la guitarra solista, que terminó en Los Catinos) y Benjamín Zas, que era el rítmica, aunque tocaba todo y cantaba; sólo dejó el conjunto para atender El Haway, el restaurante que su familia tenía en La Barceloneta, uno de los muchos que daban a la zona su peculiar encanto y que fueron derribados posteriormente.

 

Carátulas

 

 

 

Discografía

 

1964 - EP en Belter: Sábado noche / Tú lloras por nada / La primera que encuentre / Sol y Sil

1964 - EP en Belter: En donde estás, amor / Pobre niña rica / El día "D" / Eres monísima

1965 - EP en Belter: Si tú confías en mí / Si tú me quieres / Pues yo no vivo por ti / Camino verde

1987 - LP en Alligátor: KING'S BOYS DISCOGRAFÍA COMPLETA

 

Audio

 

En donde estás, amor

Si tú confías en mí

Si tú me quieres

 
 
 

 "Jim".  Webmaster & Corresponsal